jueves, 14 de abril de 2016

Galletas napolitanas (sin gluten)

¡Hola de nuevo!

Hoy estoy super feliz, acabo de ver que el blog... ¡ya tiene 1000 visitas! Y me ha dado una alegría tremenda. Me hace muchisima ilusión ver que os gustan mis recetas, pero lo que más ilusión me hace, es ver vuestros resultados.

Por eso, os pongo mi página de facebook: "Los dulces de Coco". Me encantaría que colgarais en ella vuestras creaciones, y que me indicarais, si habéis hecho alguna modificación. Así puedo resolveros cualquier duda, y juntos, podremos aprender mucho más de este maravilloso mundo de la cocina sin gluten. Que la verdad, cada día me está gustando mucho más. Solo tenéis que pensar: que todo lo que queráis, se puede hacer. Y, en serio, ¡se puede!

Además, deciros que estos días ando un poco estresadilla, estoy preparando el taller de decoración para la Asociación de Celiacos de Zaragoza, y rato que tengo, rato que uso para prepararlo.

Saber también, que no todo sale a la primera, hoy mismo, he repetido 3 veces la receta de los cupcakes de chocolate, hasta que por fin los he podido dar por buenos. Esto es para que veáis que es así como se aprende, no hay otra manera. Que todos fallamos, y que de los errores se aprende, y no hay mayor maestro que nosotros mismos, aprendiendo de nuestros errores.


Bueno, y ahora sí, para celebrarlo, os dejo con esta maravillosa receta de las típicas galletas napolitanas, con un increíble sabor a canela, que hace imposible dejar de comerlas.

GALLETAS NAPOLITANAS (Sin gluten)

Ingredientes:
  • 200 g mantequilla
  • 200 g de azúcar blanco
  • 2 huevos
  • 3 cucharadas de canela
  • 200 g de harina Mix Dolci de Schär/repostería ADPAN
  • 200 g de harina de arroz
  • 80 g de maicena
  • 2 cucharaditas de levadura
  • 1/2 cucharadita de goma xantana (opcional)
  • Azúcar y canela para espolvorear

Preparación:

Como siempre, lo primero es mezclar las harinas con la goma xantana, la canela y la levadura. Tamizamos y reservamos.

En otro bol (el de la amasadora, si la usáis), mezclamos la mantequilla con el azúcar, hasta que obtengamos una mezcla cremosa y blanquecina.

Añadimos los huevos uno a uno, y mezclamos bien.



Incorporamos poco a poco la mezcla de las harinas, y vamos amasando hasta que conseguimos una masa homogénea y fácil de trabajar.



Cuando la tenemos lista, la echamos en una superficie un poquito enharinada (yo suelo usar un mantel de silicona, que para mí es lo mejor del mundo, porque no se pega nada de nada). Amasamos un poquito y la estiramos, como si fuéramos a cortar ya las galletas, pero lo que hacemos es: coger la masa estirada y la dejamos reposar unos 30 minutos en la nevera, para que se ponga un poco dura.



Después de ese tiempo, podréis ver que las galletas salen de maravilla y se cortan muy bien, si veis que se pone un poco blanda, la volvéis a meter en la nevera. Y así, hasta que las hacéis todas.



Mientras las vamos cortando, las iremos colocando en una bandeja para horno, cubierta con papel vegetal.



Horneamos durante unos 10-15 minutos, cuando veáis que ya están un poco doraditas ya las podéis sacar.



Al sacarlas, dejamos enfriar unos 5-10 minutos en la bandeja, y luego la pasamos a una rejilla, para que se enfríen por completo.

Por último, las espolvoreamos con azúcar y canela por encima. Y... ¡ya podéis disfrutar de estas maravillosas napolitanas!

Si cerráis los ojos... (ahora no, hombre, cuando os las estéis comiendo) Os recordarán a las napolitanas de verdad, con ese delicioso toque a canela (a los que las hayáis probado alguna vez, claro).

Así que, os espero en los comentarios y en el facebook, tengo muchas ganas de conocer vuestra experiencia, y cualquier cosita que queráis saber no dudéis en decírmelo.

¡Os espero!

Un beso muy fuerte y... ¡hasta el próximo post!


"El único hombre que no se equivoca, es el que nunca hace nada" Goethe