jueves, 8 de octubre de 2015

Pancakes americanos sin gluten (experimentales)

¡Buenas noches a todos!

Mientras estaba aquí en el sofá, se me ha ocurrido que podría ir poniéndoos alguna recetilla, así que pensando en ello me he acordado de la que hice el domingo, unos deliciosos pancakes americanos, como no, nos los comimos con nutella mmm... sin duda estaban deliciosisimos. Antes de nada, he de deciros que este es un tipo de receta experimental, cogí la receta de una pagina americana y como no tenía casi nada de los ingredientes, fui poniendo los que tenía en casa. Aunque he de deciros que salieron un poco sequitas, ¡pero que se comían igual! (claro que, con el devorador de dulces que tengo en casa, creo que todo lo que me salga mínimamente comestible se lo comerá enseguida, siempre que sea dulce, ¡como no!).
Primero os dejo el link de la receta, por si la queréis probar así, yo es algo que tengo pendiente (en cuanto saque un poco de tiempo, ¡claro!):


http://glutenfreegoddess.blogspot.com.es/2011/08/karinas-gluten-free-pancakes.html
(los que queráis visitarla, acordaros que está en inglés :D)

Deliciosos pancakes ¡sin gluten!

Bueno, pues os dejo con la receta, no olvidéis comentarme vuestras experiencias cuando las hagáis.

PANCAKES AMERICANOS ("experimentales")

(¡Ah!, una cosilla que se me olvidaba, como es americana las medidas son en tazas y cucharadas, mis tazas suelen medir unos 250 ml, pero si tenéis muchas dudas, no os importe decírmelo que os diré las medidas, ¡así tendré una escusa para volver a hacerlos!)

Ingredientes secos:
  • 1 3/4 tazas de harina Mix Dolci (Dr'Schar)
  • 1/4 taza de harina de trigo sarraceno
  • 1/4 taza de maicena (creo que esto fue lo que falló, así que os animo a cambiarlo)
  • 1/4 taza de harina de arroz
  • 1 1/2 cucharadita de levadura química
  • 3/4 cucharadita de sal
  • 3/4 cucharadita de goma xantana


Ingredientes húmedos:
  • 1 taza de leche (yo use de almendras, pero podéis usar la que queráis)
  • 1 taza de agua
  • 2 huevos
  • 4 cucharadas de aceite de oliva (me gusta más como quedan las recetas, pero vale cualquiera)
  • 1 cucharada de miel
  • 2 cucharaditas de extracto de vainilla


Cuando tenemos los ingredientes preparados y pesados, nos ponemos ¡manos a la obra!
En un tazón grande, ponemos todos los ingredientes secos y los mezclamos, para que las harinas se integren bien, y reservamos.



Aquí podéis ver las harinas antes de juntarlas.

En otro bol (aunque yo lo hice directamente sobre las harinas, por eso creo que es mejor) juntamos todos los ingredientes húmedos: la leche, el agua, los huevos batidos, el aceite de oliva, la miel y la vainilla.

Ya podéis ver el popurrí que se hizo, por eso mejor juntar los líquidos antes.

Hacemos un hueco en el centro de las harinas y añadimos los líquidos bien mezclados. Batimos todo hasta que se quede una masa fina, suave, y se incorpore todo bien. Mientras vamos batiendo, ponemos a calentar la plancha donde haremos nuestros deliciosos pancakes.

El color dependerá si los queréis más doraditos o menos.

Cuando tenemos la sartén bien caliente (esto es muy importante para que no se nos desparramen) vamos echando la masa poco a poco en la plancha, yo usé el cazo de la sopa e iba echando poco a poco hasta que tenían el tamaño que quería, las que hagáis a la vez dependerá de eso precisamente. Cuando veáis que están cuajando y que salen unas burbujitas les dais la vuelta con una espátula, esperáis unos segundillos para que se hagan por ese lado y ya las tenéis listas para devorar.

¿No os recuerdan a las torres de las películas?

Comprobaréis que si no las escondéis, duran poquísimo, las podéis
comer junto con la deliciosa nutella, con miel, mermelada o incluso solas, como más os gusten. Así que... ¡bon appetit!

Aquí las tenéis cubiertas de miel, con la nutella no llegué ha hacer la foto.

¡Espero que disfrutéis mucho con esta receta, y que me comentéis todas vuestras experiencias! Y yo os dejo ya, que tengo a mi pequeñina (que ya la conoceréis) que me pide ir a nonon ya, por lo que... ¡buenas noches mis queridos científicos!