lunes, 15 de agosto de 2016

Bundt cake sin gluten y sin lactosa de zanahoria y coco

¡Hola de nuevo mis querid@s panader@s!

¡Ya estoy aquí otra vez!

Perdonar la tardanza de estos días, pero no tengo mucho tiempo entre cocinar nuevas recetitas, encargos y cumpleaños... Uff, casi no he tenido tiempo para vosotros (carita triste...) Lo siento...

Así que ahora, aprovechando la sobremesa... ¡Qué estoy de nuevo en Barcelona! Siii. Otras mini vacaciones, que así aprovecho, jiji. Y nos distreamos un ratito.

Aunque de mis entrenamientos no me libro... y con este calor... hoy ha sido horroroso... Creo que he perdido cachitos mios por el camino. Jaja.

Ains...

En fin, que no me enrollo más.

Hoy os traigo una receta de... ¡BUNDT CAKE DE ZANAHORIA Y COCO!

¡Sí! Por fin he conseguido mi molde y ya puedo hacer todos los que quiera. Además, hace poco me hice con 2 más, así que ya tengo para variar.

Pero os advierto de una cosilla... ¡La gente tiene razón! Los bundt cake son adictivos, cada vez quieres más moldes nuevos... de diversas formas... y probar en ellos nuevas recetas, a cual mejor. ¡Y no puede ser!

Bueno, pero vamos a lo que vamos. Este bundt cake es sin gluten y sin lactosa, para que lo pueda probar todo el mundo.

Además, si queréis, podéis sustituir los 250 g de azúcar, por 150 g de stevia, y hacerlo sin azúcar, así no hay ninguna escusa, jaja.

Ni operación bikini ni na, de este bundt cake no os libráis.

En serio, esta delicioso, super esponjosito, con la textura y sabor que le da la zanahoria y la nuez... Es que no tengo palabras para describirlo.

Y su olor.... Mmmm...

Vamos, que si queréis probarlo... ¡Hacerlo yaaa!


BUNDT CAKE SIN GLUTEN Y SIN LACTOSA DE ZANAHORIA Y COCO

Ingredientes:

  • 50 g de harina de almendra
  • 250 g de harina de arroz
  • 100 g de harina Mix Dolci de Schär
  • 1/8 cucharadita de goma xantana
  • 50 g azúcar moreno
  • 300 ml de aceite de oliva
  • 150 ml de leche de coco
  • 1 cucharada de zumo de limón
  • 150 g de zanahoria
  • 200 g de azúcar blanco
  • 100 g de coco rallado
  • 50 g de avena
  • 50 g de nueces
  • 3 huevos
  • 1 cucharada de extracto de vainilla
  • 2 cucharaditas de bicarbonato
  • 1/2 cucharadita de sal

Preparación:

Lo primero que haremos para preparar este delicioso bundt cake, y después de haber pesado todos los ingredientes, será preparar el "buttermilk" (no es un buttermilk de verdad, pero haremos uno parecido, al menos su función es parecida). Para ello, añadiremos a la leche de coco el limón, y lo dejaremos reposar.



A continuación, mezclamos las harinas con la almendra, el coco rayado, la goma xantana, el bicarbonato y la sal. Reservamos. En esta ocasión no tamizaremos, aunque si queréis, podéis mezclar las harinas con la goma xantana, el bicarbonato y la sal, tamizarlas, y luego añadirle el coco y la almendra. Eso os lo dejo a vuestra elección.


Luego, picaremos la avena con las nueces y la zanahoria, pero solo un poquito, intentando que nos quede algún trozo gordito. Reservamos.



Ahora sí, ya podemos precalentar el horno a 180 ºC.






En un bol, batimos los huevos hasta que estén bastante espumosos. Y mientras, engrasamos el molde de bundt cake que hayamos elegido.









Cuando tenemos los huevos listos, añadimos el aceite, el azúcar blanco y moreno, y el extracto de vainilla. Mezclamos todo a velocidad baja.







Vamos añadiendo la mitad de la mezcla de las harinas muy poquito a poco, ya que no la hemos tamizado (aunque si lo habéis hecho, no os tenéis que preocupar) y así evitaremos que se hagan grumos, permitiendo que se pueda mezclar mejor.






A continuación, echaremos el buttermilk y mezclaremos.

Incorporamos el resto de la mezcla de harinas. Recordad, que debe ser poquito a poco.






Cuando tenemos todo bien integrado, añadimos la avena, las nueces y la zanahoria que habíamos picado. Y removemos para conseguir una masa homogénea. Si os gusta que queden grumitos, y notar muy bien los trozos, mezclarlo con ayuda de una espátula con movimientos envolventes, para que no se integre del todo y os quede algún trozo gordo.



Vertemos la masa en el molde de bundt cake y lo metemos en el horno precalentado a 180 ºC, durante unos 50-60 minutos, o hasta que el termómetro de bundt cake salga con toda la punta roja y casi limpio.


Pasado ese tiempo, dejamos enfriar unos 15 minutos en el molde. Luego lo desmoldamos y dejamos enfriar completamente sobre una rejilla.


¡Y ya podéis disfrutar de esta delicia!


Este bundt cake es genial para los desayunos, le encantará a todo el mundo.

ADVERTENCIA: Si queréis que dure... ¡No lo probéis caliente! Porque no os podréis resistir, lo digo enserio... ¡Yo no pude!

Espero que lo hagáis muy pronto, porque de verdad está muy bueno.


Y como siempre, espero con mucha ilusión vuestros comentarios y vuestros postres, que tengo muchas ganas de ver como os salen.

No dudéis en etiquetarme en el facebook o en instagram para poder verlas.









¡Que me harán mucha ilusión!



Un beso enorme a tod@s.



Y... ¡hasta la próxima receta!







"Y es que el amor no necesita ser entendido, simplemente necesita ser demostrado" Paulo Coelho.