jueves, 27 de octubre de 2016

Cookies blanditas de calabaza con canela, chocolate y nueces (Sin gluten)

¡Hola de nuevo!

Espero que ahora sí que lo tengáis todo preparadito para Halloween. Si no es así... Bueno, tampoco os estreséis, que aún hay tiempo, pero no os relajéis, jeje.

Y por eso, os presento mi última recetita para Halloween de este año y tranquis... ¡que ya tengo más ideas para el año que viene!

Como en estas fechas se usan muchas calabazas... (Mmmm... no sé por qué será...). Sí, os traigo otra receta de calabaza, pero esta vez no son de cupcakes, sino... ¡cookies! No salen como las cookies normales, ya que la calabaza les aporta mucha humedad, y por eso son...¡cookies blanditas! Y en serio, están deliciosas, de verdad. Recuerdan como a un bizcochito pero tienen el crujiente de las cookies, y el sabor... ¡puff! Para eso si que no tengo palabras, tenéis que hacerlas y probarlas, o regalarlas. Porque son tremendamente adictivas.



Así que mejor hacerlas para la noche de Halloween y las podréis regalar tranquilamente, si llegan claro.


Y ahora, os dejo con la receta. Esta vez, no os digo que apuntéis, porque lo dejo a vuestra elección, para que luego no me culpéis (si os las coméis todas, jajaja).

Aunque, deberíais probarlas, por lo menos una vez.

COOKIES BLANDITAS DE CALABAZA CON CANELA, CHOCOLATE Y NUECES

Ingredientes (60 unidades):

  • 350 g de mantequilla
  • 300 g de harina de arroz
  • 300 g de maicena
  • 1/4 cucharadita de goma xantana
  • 2 cucharaditas de levadura
  • 1 cucharadita de bicarbonato
  • 2 cucharaditas de especias Pumkie Pie
  • 250 g de azúcar moreno
  • 200 g de azúcar blanco
  • 2 huevos
  • 50 g de nueces
  • 50 g de pepitas de chocolate
  • 400 g de calabaza asada


Preparación:

Antes de nada, asamos la calabaza al horno. Para ello, cogemos los 400 g de calabaza y los mezclamos con 3 cucharadas de azúcar moreno, 2 cucharadas de canela, 2 cucharadas de agua y un chorro de leche. La asaremos a unos 200 ºC, hasta que la calabaza esté blandita.



Dejamos enfriar y trituramos un poco, no pasa nada si queda algún trocito, al contrario... ¡mucho mejor! Así se notará algún trocito en la galleta.

Si queréis, podéis guardar un poquito para ponerla encima de las galletitas antes de hornearlas.

Después de pesar todos los ingredientes. Mezclamos las harinas con la goma xantana, la levadura, el bicarbonato y las especias. Tamizamos y reservamos.

En un bol, batimos la mantequilla con el azúcar blanco y moreno hasta que obtengamos una mezcla bastante cremosa y blanquecina. Incorporamos los huevos uno a uno, y mezclamos.



Cuando lo tenemos bien integrado, añadimos la mezcla de las harinas y mezclamos a velocidad baja, hasta conseguir una masa homogénea.



Ahora, añadimos las nueces, el chocolate y la calabaza, y mezclamos bien.



Reservamos en la nevera durante 1-2 horas.

Antes de sacarlas de la nevera, precalentamos el horno 180 ºC, con calor arriba y abajo.

En una manga pastelera grande, colocamos la masa y la vamos echando en una bandeja de horno, cubierta con papel vegetal, intentando hacer unas bolitas aplastadas, no muy grandes, ya que si no se parten muy fácilmente. ¡Ah! Y sobre todo, muy espaciadas, ya que se expanden muchísimo al fundirse la mantequilla.



Si queréis, podéis colocar encima de las bolitas un poquito de la calabaza asada.

Metemos en el horno.

Horneamos durante unos 12-15 minutos, hasta que estén doraditas.



Cuando las sacamos del horno, las dejamos enfriar unos 5 minutos en la bandeja y luego las pasamos a una rejilla, para que se enfríen por completo.

Y... ¡a disfrutar!


Para conservarlas, como son bastante tiernas, las pondremos en una bandeja por capas, con un papel vegetal entre ellas, para evitar que se peguen.

Ya veis que son muy fáciles de hacer, así que para la noche de Halloween las podéis tener fácilmente. (Siempre que no las probéis antes, claro).

¡Ya me contaréis si tenía razón! Jeje.

Si queréis, podéis contarme y mandarme las fotos de cómo preparáis la noche de Halloween, y si habéis integrado alguna de las recetas. ¡Qué me hace mucha ilusión!

Os deseo una terrorífica noche de Halloween... ¡Qué no os den muchos sustos! Mejor darlos vosotros.

¡Besitos de brujas y zombies!


"Y como estoy muerto, la cabeza me quito para recitar las citas de Shakespeare" Pesadilla antes de Navidad.