sábado, 29 de octubre de 2016

Bundt cake otoñal sin gluten de granada relleno de manzana con canela

¡Hola de nuevo!

Ya estoy por aquí de nuevo, y por los pelos... Por que esta receta es para el "Reto disfruta", casi se me pasa y no llego a publicarla, ¡y eso que ya la tenía hecha hace días!

Esta vez Lidia se ha superado, ¡! Y es que hace un año que creó el "Reto disfruta", y para celebrarlo ha creado la coctelera de frutas, que consiste en hacer una receta dulce eligiendo 2 frutas diferentes. Y anda que no me ha costado ni nada, porque sabía que quería hacer un bundt cake, que recordara un poco al ambiente otoñal cuando lo comieras, con canela y manzana, pero no sabía qué otra fruta le podría pegar. Menos mal que Lidia me ayudó un poco con eso, al darme una lista de frutas otoñales, y entonces, se me ocurrió cual podía pegar... ¡la granada! Pero tenía otro problema, y es que no me gusta nada la granada, pero aún así lo fundí todo, y me arriesgué.

Y cuando probé el bundt cake aluciné, ¡me encantó! El sabor de la granada no tiene nada que ver cuando se pone en un bizcocho, ¡está increíble! Así que os animo a probarlo, y más aún a que lo hagáis si no os gusta la granada, porque os quedaréis sorprendidos.


Además, si os coméis la mitad o más vosotros solitos... Pensad que lleva fruta... ¡y la fruta es muy sana! (Jaja)

Por eso, hoy sí que os digo... ¡coged papel y boli!

BUNDT CAKE OTOÑAL DE GRANADA RELLENO DE MANZANA CON CANELA

Ingredientes:

Para el bundt cake:

  • 150 ml de aceite de oliva
  • 200 g de azúcar moreno
  • 200 g de azúcar blanco
  • 4 huevos
  • 300 g de harina de arroz
  • 100 g de harina Mix Dolci de Schär
  • 100 g de almendra molida
  • 1/8 cucharadita de goma xantana
  • 1 manzana rallada
  • 1 cucharadita de levadura
  • 1/2 cucharadita de bicarbonato
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 2 cucharaditas de especias Pumpkin Pie
  • 260 ml leche entera
  • 2 cucharadas de zumo de limón
  • 2 granadas

Para el relleno:

  • 2 manzanas cortadas a cuadraditos
  • 2 cucharadas de canela
  • 2 cucharadas de azúcar
  • 1 chorrito de agua
  • 1 chorro de leche

Para el glaseado de canela:

  • 2 cucharaditas de canela
  • 20 cucharadas de azúcar glas
  • 3 cucharadas de leche


Preparación:

Antes de nada, preparamos los ingredientes para poder hacer el relleno.

En una bandeja apta para el horno, ponemos todos los ingredientes del relleno y mezclamos muy bien. Los dejaremos macerando unos 30 minutos, como mínimo.

Mientras, vamos midiendo y pesando los ingredientes para hacer el bundt cake. Antes de nada, juntamos la leche con el limón para tener listo el buttermilk, y lo dejamos reposar.

Mezclamos las harinas con la goma xantana, la levadura, el bicarbonato y las especias. Tamizamos y reservamos.

En un cuenco, mezclamos la sal con la almendra molida, y reservamos.

En este momento, si ya han pasado los 30 minutos de reposo del relleno, lo metemos en el horno precalentado a 200 ºC. Hornearemos unos 30-40 minutos, hasta que la manzana se pone un poco blandita y se crea una gelatina con la canela (es difícil de explicar, pero ya lo veréis cuando la hagáis). Sobre todo, tenéis que evitar que se quede seca, si os pasa, podéis añadir un poquito de leche. Sacaremos del horno y dejaremos enfriar.



Ahora, ya podemos ponernos con el bundt cake.

En un bol, batimos los huevos hasta que estén un poquito espumosos, y los mezclamos con el aceite y el azúcar.



Cuando está todo bien mezclado, añadimos poco a poco la mezcla de las harinas, para que se vaya integrando muy bien en la masa.



Después, incorporamos el buttermilk y el extracto de vainilla, y volvemos a mezclar.



Echamos el resto de la mezcla de las harinas poco a poco, removemos y añadimos la almendra y la sal. Mezclamos muy bien.



Por último, cuando ya tenemos una masa homogénea, echamos la manzana rallada, la granada y removemos.



En un molde de bundt cake engrasado, echamos un poco más de la mitad da la mezcla, le ponemos en el centro el relleno de manzana asada, y cubrimos con el resto de la masa.



Metemos en el horno (precalentado a 200 ºC) durante 1 hora y 30 minutos, bajándolo a 180 ºC.

Sacamos del horno y dejamos enfriar en el molde unos 45 minutos más o menos, hasta que podamos coger el molde con la mano y no nos quememos. Desmoldamos y dejamos enfriar en una rejilla.


Mientras se enfría por completo, mezclamos los ingredientes para el glaseado y lo batimos muy bien, hasta que no nos quede ningún grumito y nos quede bastante espesito.

Decoraremos con el glaseado y unas pepitas de granada.

Corta un trozo y... ¡disfruta!

Ya me contaréis si tenía razón con lo de la granada. Espero que os guste mucho y que me contéis que tal os ha ido. ¡Me encantará saber lo que os ha parecido y si os ha gustado!

¡Nos vemos en la próxima receta!

¡Ahh! Y quiero informaros... ¡qué ya estoy preparando las recetas de Navidad! Para que las podáis practicar con tiempo, y triunféis en estas maravillosas fiestas.

Un beso muy dulce a tod@s.


"Aprendemos a amar, no cuando encontramos a la persona perfecta, sino cuando llegamos a ver de manera perfecta a una persona imperfecta" Sam Keen