jueves, 22 de octubre de 2015

¡Halloween!: Cupcakes de calabaza (Sin gluten)

¡Hello, Hello!

¡Ya estoy aquí de nuevo querid@s amig@s! Aprovechando este pequeño ratito, mientras se me secan las uñas, y antes de irme a correr, ¡qué hoy también me toca! :D.



Antes de nada deciros, que por fin tenemos nuestras nuevas zapatillas para correr :), y que tengo unas ganas locas de estrenarlas, jeje.



Bueno, y ahora ya sí que sí, os pongo la receta, ¡yaa!

CUPCAKES DE CALABAZA SIN GLUTEN
(receta adaptada de http://www.objetivocupcake.com/2012/10/cupcakesdehalloween.html. Además, aquí tenéis lo tutoriales de las calabazas y los gatitos.)

Ingredientes (para unos 30):

Para el bizcocho:
  • 200 g harina ADPAN
  • 150 g harina de arroz
  • 2 cucharaditas de levadura
  • 2 cucharaditas de bicarbonato sódico
  • 4 cucharaditas de canela
  • 4 huevos
  • 240 g azúcar blanco
  • 180 g aceite de oliva
  • 400 ml de puré de calabaza (+ 2 chorros de leche de almendras)
Atentos con el puré de calabaza!: He de confesar que al principio no sabía como hacerlo. Así que, como tenía una calabaza que debía gastar, cogí unos trocitos y los trituré con la batidora, pero allí mi sorpresa, cuando eso era más duro que una piedra, y no solo eso, sino que no sé dónde había más calabaza, si en la jarra o en la pared... Entonces, mi mente se puso en funcionamiento y dijo: ¿por qué no le añades algo líquido para triturarlo mejor? Y se me ocurrió echarle la leche de almendras, ¡oye! no os imagináis qué cambio :), aún así costó, pero menos.)
  • 1/2 cucharadita de jengibre en polvo
  • 1/2 cucharadita de clavo en polvo (yo no le puse, porque no tenía)
  • 2 cucharaditas de glicerina
¡ATENCIÓN! => LA GLICERINA DE WILTON ESTÁ HECHA EN FÁBRICAS QUE TRATAN GLUTEN. No me di cuanta hasta después de usarla (a veces, se me olvida mirarlo :( ). Tener mucho cuidado en eso. En esta página podéis comprarla sin gluten: http://kelmyshop.com/index.php?id_product=131&controller=product&id_lang=4)
  • 1/4 cucharadita de goma xantana
Para la crema:
  • 250 g queso frío de tipo philadelphia
  • 250 g mantequilla a Tº ambiente
  • 700 g icing sugar
  • 2 cucharadas de leche

Preparación:
Generalmente, en todas las recetas, pone que lo primero que debemos hacer es precalentar el horno a 180º, aunque yo nunca lo hago así. Porque entre pesar los ingredientes, preparar las cosas, y tamizar las harinas, ya se me va un ratito; por lo que, yo lo precaliento cuando comienzo a mezclar todos los ingredientes.

Así que, después de haber pesado todos los ingredientes, tamizamos las harinas con la levadura, las especias y la goma xantana. Añadimos el bicarbonato y reservamos.

Mientras, en otro bol, batimos los huevos, hasta que estén con burbujitas y añadimos el azúcar y el aceite. Cuando ya están bien mezclados, incorporamos el puré de calabaza, y seguimos removiendo.






Cuando la mezcla sea homogénea, vamos incorporando la harina poco a poco, para que se integre bien. En este momento, yo aprovecho para rellenar las bandejas de cupcakes con las cápsulas.

Rellenamos las cápsulas para cupcakes, más o menos hasta un poquito más de la mitad, para ello yo uso una cuchara de hacer bolitas de helado y la lleno hasta arriba. Esto es opcional (yo lo hago siempre, y creo que sale mejor), damos unos golpecitos y meneítos a la bandeja para que la masa se reparta bien por las cápsulas y se asiente mejor.

Metemos en el horno y lo dejamos durante 20-22 minutos, o hasta que estén doraditos y el palillo salga limpio.


Cuando los sacamos, los dejamos enfriar 5 minutos en la bandeja del horno y después, los colocamos en una rejilla para que se enfríen por completo.



Ahora ya podemos preparar la crema. Para ello, ponemos en la batidora la mantequilla (cortada en daditos) con el azúcar glas (tamizado previamente) y la leche (¡ATENCIÓN!: no os olvidéis de cubrir el bol, si no queréis cubriros de azúcar enteritos). Batimos bien. Después de mezclarlo todo bien, añadimos todo el queso de tipo philadelphia, que tiene que estar bien frío, y batimos unos minutos hasta que esté blanco y cremoso. Si queréis añadir algún tipo de colorante, hacerlo ahora.



¡Y ya podemos decorar nuestros cupcakes! Para ello, lo primero es cubrirlos todo bien con la crema para que no se vea  mucho el bizcochito, y después los decoramos con las formas que queramos. (Entre nosotros, a mi me costó mucho hacer alguna que me gustara, ¡ninguna me convencía!)




Os advierto, ¡son adictos! Todos los que los han probado dicen que son los mejores que he hecho. Para que os hagáis una idea, me fui a trabajar el finde y deje la nevera llena (los había hecho hace poco), pero... cuando volví... ¡estaba casi vacía!... Un monstruito de cupcakes había arrasado con todos :). Así que tener cuidado, y casi esconderlos, si no desaparecerán.

                     

Y antes de irme, deciros que este domingo ya es... ¡mi primera carrerita! Y estoy que no paro, tengo unas ganas tremendas, y lo mejor es que: ¡aún no la he corrido y ya estoy pensando en cual será la siguiente! (no tengo remedio).

¡Hasta la próxima vez! Y recordad... ¡sed felices!